AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
A+ A-
  1. Visit Benidorm,
  2. Noticias,
  3. Benidorm, primer premio de la...
volver

Benidorm, primer premio de la Generalitat en la Semana Europea de la Movilidad

La ciudad ha recibido el galardón por el proyecto del anillo ciclista de rutas cicloturistas en el medio natural

Benidorm, primer premio de la Generalitat en la Semana Europea de la Movilidad

20 km de carril bici que preservan los espacios verdes de la ciudad

El proyecto de consolidación, potenciación, aseguramiento y mallado de rutas cicloturistas dispersas en el medio natural periurbano de Benidorm, el anillo ciclista de la zona norte de la capital de la Costa Blanca, ha obtenido esta mañana el primer premio de la Generalitat en la modalidad de grandes ciudades de más de 50.000 habitantes, ex aequo, junto a Valencia (que presentó la peatonalización de su Plaza del Ayuntamiento).

Todo ello dentro de los actos organizados con motivo de la Semana Europea de la Movilidad en la Comunitat Valenciana.

El galardón ha sido recibido, durante la Jornada Valenciana por la Movilidad Sostenible.

Benidorm ha sabido mostrar su fortaleza al ser reconocida como el primer destino turístico inteligente certificado del mundo y que, tras la aprobación de su Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), ha desarrollado múltiples acciones para hacer que esa movilidad sea amable, segura y sostenible.

El proyecto que ha premiado la Generalitat, suma 20 nuevos km de carril bici con lo que la ciudad cuenta ya con más de 91 km de vías ciclistas en una malla urbana limitada al 50% de un término municipal que apenas llega a los 37 km2, una trama verde protegida en la que se emplaza la huerta de Benidorm con históricos inmuebles.

Efectivamente, con acciones como el anillo ciclista que circunda más de 370 hectáreas verdes, se preserva la huerta, el campo. Una situación que ha sido aprovechada por los municipios de alrededor para generar urbanizaciones y espacios comerciales que lindan con nuestro borde verde lo que ha permitido unir  esa vida residencial de los pueblos limítrofes con la trama urbana de la ciudad.